Llevame a scania españa .
Vaya a su sitio del mercado de Scania para más información.
España
Región
Unidad de producción

SISTEMA MODULAR DE PRODUCTO

El hombre detrás del sistema modular

Si bien es imposible atribuir a un solo individuo el mérito de ser el creador del muy admirado sistema modular de producto Scania, no hay duda de que el primer director técnico de Scania Sverker Sjöström desempeñó una función importante.

Durante los primeros años de la década de 1950, las entregas de componentes y materiales de Scania-Vabis procedentes de Alemania y otros lugares dejaban mucho que desear. La situación se volvió tan grave que la empresa se vio obligada a suspender gran parte del trabajo de desarrollo de sus nuevos vehículos y motores. Los componentes tenían las dimensiones incorrectas y los materiales eran defectuosos o no se habían probado plenamente, lo que provocó que las piezas y los componentes tuvieran unas dimensiones demasiado grandes o demasiado pequeñas.

Para hacer frente a estos problemas de calidad, Scania-Vabis acudió al recién contratado Sverker Sjöström, un licenciado de tecnología en ingeniería física de 27 años en el Real Instituto de Tecnología de Estocolmo y experto en resistencia de materiales.

Sjöström comenzó a revisar sistemáticamente las tensiones a las que se veían sometidos los camiones en la actividad práctica. "Los resultados de estas mediciones transformaron completamente las percepciones vigentes hasta el momento sobre cómo calcular la resistencia de un componente determinado", afirma Sjöström en una entrevista de 2004. "En aquellos días, las prácticas computacionales se basaban en el cálculo de la resistencia de un componente bajo cargas estáticas sin referencia al uso real. Nos vimos obligados a reconsiderar este método".

"Por ejemplo, la opinión predominante en esa época era tener un grupo cónico para cada tamaño de motor, independientemente de la aplicación. Según nuestros nuevos descubrimientos, esto era totalmente incorrecto. La potencia del motor no tenía ninguna importancia. Los factores de diseño principales eran el peso bruto del vehículo y la topografía de la ruta de transporte".

En 1961, Sjöström se convirtió en el primer director técnico de Scania-Vabis. A partir de la década de 1960, la producción de camiones aumentó espectacularmente y Scania-Vabis exportó un porcentaje creciente de sus productos. Al mismo tiempo, los camiones se volvieron cada vez más complejos. Los clientes se volvieron a su vez cada vez más exigentes y a menudo los camiones tenían que trabajar en entornos completamente nuevos.

"Esto creó la necesidad de contar con una clasificación de diferentes aplicaciones de camión", dice Dra. Sjöström. "Con pasos de resistencia cuidadosamente equilibrados en los distintos tipos de componentes, pudimos satisfacer las variadas necesidades de los clientes con un número limitado de componentes. Esto también nos permitió reducir el peso del producto final".

Los competidores de Scania argumentaron que era imposible crear un sistema modular eficaz, pero el enfoque de Scania en los vehículos pesados fue esencial. El progreso posterior se basó en una colaboración en equipo constructiva entre las unidades de investigación y desarrollo de la empresa.

"Juntos desarrollamos la gama GPRT, con nuestras propias unidades de producción de cabinas y bastidores. Los conceptos comenzaron a surgir a finales de la década de 1960 cuando trabajábamos con nuevas cabinas. Llegamos a un acuerdo: si pudiéramos producir una gama totalmente nueva, ¿cómo sería?"

El primer modelo en la nueva gama de camiones completamente modularizada fue el camión T con capó, presentado en abril de 1980.

La gama completa de GPRT, basada en cuatro tipos de cabina, también se denominó la serie 2 y se presentó en diciembre de 1980.

La nueva gama se dividió en tres clases principales de vehículos pesados: M (pesados medianos), H (pesados) y E (extra pesados) en función del uso del camión.

La nueva gama de camiones consiguió lo que casi puede denominarse una modularización perfecta. A partir de un número limitado de componentes principales, Scania fue capaz de crear un número casi ilimitado de variantes de camión, adaptadas a las necesidades especiales de clientes individuales.