Llevame a scania españa .
Vaya a su sitio del mercado de Scania para más información.
España
Región
Unidad de producción

La seguridad es lo primero para los conductores urbanos

La formación para conductores basada en la aplicación da consejos a los conductores del sector de la distribución urbana para evitar el estrés de la ciudad.

En 2017, casi 50 000 conductores de transporte de larga distancia se inscribieron en la formación y asesoramiento de Scania para mejorar sus capacidades y el rendimiento del combustible. Este exitoso programa se ha ampliado a otros tipos de conducción y ahora se conoce como formación para conductores basada en la aplicación.

"La formación y el asesoramiento de los conductores del sector de la distribución difiere significativamente de los de transporte de larga distancia, cuyo objetivo fundamental es ahorrar combustible. En la conducción urbana con tráfico denso, con repetidas paradas y arranques, el ahorro de combustible se puede conseguir, pero no es la parte más importante de la ecuación. La seguridad es la principal preocupación", explica Tommy Durlind, responsable de desarrollo de competencia de Scania. 

La previsión del conductor puede ahorrar combustible

Con el ruido constante de otros coches, autobuses, ciclistas y peatones, los conductores del sector de distribución no pueden relajarse nunca. Deben estar atentos y maniobrar en un entorno con ciclistas irresponsables y peatones negligentes que pueden surgir de la nada y que no respetan las normas de tráfico.

Mientras tanto, el conductor debe respetar unos horarios de reparto estrictos a pesar del riesgo intrínseco de retrasos debido a atascos y accidentes frecuentes. Es posible que tampoco se pueda evitar la hora punta de la mañana, especialmente en la venta al por menor de alimentación, ya que es necesario reabastecer las tiendas.

"Mi consejo sería utilizar todos los espejos y adoptar un estilo de conducción tranquilo a pesar de las situaciones estresantes", dice Durlind. "Gracias a la previsión, el conductor puede aproximarse a un semáforo conduciendo por inercia y llegar cuando la luz se ponga verde para evitar frenar y ahorrar así combustible".