Llevame a scania españa .
Vaya a su sitio del mercado de Scania para más información.
España
Región
Unidad de producción

MOTORES MARINOS

Condiciones severas

Motores fiables que prestan servicio a los hermanos pescadores de langostas

El sector de la pesca de langostas en las afueras del estado de Maine, EE. UU., es famoso por sus enormes capturas y por las severas condiciones que debe afrontar. Unos motores potentes y fiables marcan la diferencia entre pérdidas y beneficios y entre la vida y la muerte.

La langosta americana, Homarus americanus, puede crecer hasta una longitud de 65 centímetros y pesar más de 20 kilogramos, lo que le convierte en el crustáceo más pesado del mundo. Solo se encuentra a lo largo de la costa atlántica de Norteamérica, entre Labrador y Nueva Jersey, y actualmente su número está creciendo como nunca. El año pasado, 5700 pescadores de Maine se hicieron con 57 millones de kilos de langosta.

La pesca de langostas en el Atlántico Norte, una zona impredecible y tormentosa, conlleva numerosos riesgos. Las grandes y pesadas trampas de acero para langostas se conectan juntas y, conforme los barcos avanzan, el peso de una jaula empuja a la siguiente hacia el interior del frío y salvaje mar. Si la mano o el pie de un pescador queda atrapado en la cuerda, existe un riesgo elevado de que resulte arrastrado por el equipo de pesca, que pesa cientos de kilos. En Maine, se cuentan muchas historias horripilantes sobre desmembramientos de partes del cuerpo.

El V8 para ir más allá

Los hermanos Chris y Jason Chipman son famosos por ser dos de los pescadores de langostas más expertos de Maine. Chris a menudo utiliza su motor Scania V8 de 800 CV para salir de pesca a los bancos (mesetas y crestas) ubicados lejos de la costa, allí donde es muy raro que vaya el resto.

"Llevo pescando langostas desde que tenía seis años y sé que se trata de un trabajo duro y en ocasiones también peligroso", añade.

Los hermanos llevan la pesca de langostas en la sangre. Su familia ha trabajado en el sector durante generaciones. En Chipman's Wharf, en el pequeño pueblo pesquero de Milbridge, los barcos atracan continuamente para entregar su captura, descargar, volver a colocar cebos en las trampas para langostas y reabastecerse de combustible antes del siguiente viaje a los caladeros.

Los dos restaurantes locales cierran temprano ya que el día laboral de la mayoría de los residentes comienza antes del amanecer. En palabras de Chris: "Si me despierto a las 5:30 de la mañana me siento como si hubiera estado durmiendo la mitad de la jornada".

Nadie sabe con seguridad el motivo de que la población de langostas haya aumentado de manera tan destacada a lo largo de la costa de Maine en los últimos años, pero probablemente se deba a una combinación de unas temperaturas más cálidas del agua con la sobrepesca del bacalao, el archienemigo de las huevas de langosta.

Precio en descenso

Para los hermanos Chipman, la gran de cantidad de langostas implica que tienen que pasar más y más tiempo en el mar. Como ha aumentado la reserva de langostas, se ha reducido el precio por kilo para los pescadores, que ahora tienen que conseguir más capturas para mantener a sus familias.

Para salir a la zona de pesca con rapidez, se necesitan motores resistentes con muchos caballos de potencia. El V8 de Chris es su tercer motor Scania y Jason comenzó hace poco a usar su primer motor Scania: un modelo de 700 CV y 13 litros.

"Dependemos de contar con motores potentes y fiables en nuestros barcos de pesca de langostas", afirma Chris. "Un motor que deja de funcionar puede costarnos la pesca de varios días, lo que supone un serio golpe para nosotros".

Jason está completamente de acuerdo en que la fiabilidad del motor es el factor más importante en la pesca de langostas en Maine.

"Si te encuentras 50 kilómetros mar adentro, quieres tener cosas en las que puedas confiar", afirma.

Jason dice que tenía un motor que no era de Scania y que necesitaba reparaciones importantes, por lo que optó por conseguir uno nuevo. "Tenía varios motores nuevos alternativos entre los que elegir", afirma. "Puesto que mi hermano estaba tan satisfecho con sus motores Scania, me decidí a darles una oportunidad. Era la opción más cara, pero al mismo tiempo era la que me ofrecía más caballos de potencia".