Llevame a scania españa .
Vaya a su sitio del mercado de Scania para más información.
España
Región
Unidad de producción

V8

Una colección de resultados

Atrevida y hermosa

El piloto de carreras australiano Tony DeFelice siente una verdadera pasión por los vehículos que son hermosos y potentes. El operario del equipo Vicious Rumour Racing, DeFelice, compite tanto con coches Ferrari como con coches de carreras de resistencia, y transporta sus vehículos en un sorprendente Scania R 730.

La colección de Tony DeFelice de vehículos de resultado es un espectáculo realmente impresionante.

En el interior de una unidad de almacenamiento, en la ciudad de Melbourne, Australia, guarda varios coches potentes de carreras de resistencia, un coche de carreras Ferrari 458 GT3, un Ferrari con matriculación urbana y, para el transporte de su flota de competición, un brillante Scania R 730 de color rojo.

El equipo Vicious Rumour Racing de DeFelice compite en eventos de carreras GT australianos así como en eventos para Top Doorslammers, una clase de vehículo de carreras de resistencia. Si bien los dos estilos de competición son radicalmente diferentes, los vehículos con los que el equipo compite comparten varios atributos: todos son potentes, resultan llamativos y se han construido con precisión.

El remolque utilizado para el transporte de los vehículos del equipo, que incluye a Barry, cuñado de Tony, y al ingeniero de pista Phil Hughes, está equipado de manera lujosa con un salón, una sala de reuniones y dependencias para dormir.

Asistencia de Scania

Sin embargo, el remolque queda eclipsado por la unidad tractora roja de camión de bomberos de Scania utilizada para el transporte. Toda la calandra, el panel del agarrador de la puerta y los marcos de ventana están acabados con un revestimiento de fibra de carbono, al igual que los depósitos de combustible izquierdo y derecho, de 710 y 320 litros respectivamente. Para compensar la pintura de color rojo brillante se han usado embellecedores de rueda de color negro mate con logotipos amarillos de competición pintados con pulverizador en las paredes de los seis neumáticos.

"El Scania se conduce igual que un coche de lujo europeo", afirma Barry. "Es cómodo, silencioso y una experiencia impresionante. Me gusta el control de velocidad en descenso y el Retarder. Bajar (por pendientes muy inclinadas) es muy sencillo, y dentro de la cabina es mucho más silencioso al no escucharse el ruido del freno de motor. Puedes mantener una conversación normal sin acabar con dolor de garganta. Los asientos también son buenos, por lo que llegas a tu destino totalmente fresco, y eso es un buen comienzo cuando te espera un fin de semana de competición".

Rendimiento sorprendente

DeFelice afirma que quedó asombrado por el rendimiento del Scania R 730 la primera vez que lo condujo. "Si no hubiera visto el remolque en los retrovisores, no habría creído que estaba enganchado. Solemos llevar unas 30 toneladas para un fin de semana de competición, no es tanto peso según las normas del sector, pero el V8 hace que el viaje sea coser y cantar".

DeFelice dice que adora el camión. "Se conduce sin dificultad y dentro tienes la sensación de estar en un Audi A6. Es muy lujoso y muy prestigioso, y no chirría, ni traquetea ni rueda como nuestro camión anterior, que se cayó a pedazos tras 80.000 km. También me gusta el aspecto aerodinámico de la cabina Highline".