España
COMBINACIÓN PERFECTA

COMBINACIÓN PERFECTA

Comprender al cliente

De la experiencia laboral a las ventas

Gracias a su experiencia tanto en el taller como en la carretera, Jessica Piri está especialmente capacitada para su trabajo como representante de ventas en el mercado de servicios.

Desde el verano pasado ha estado vendiendo servicios de Scania, tales como acuerdos de inspección, servicios de tacógrafo y acuerdos de tarjeta verde en Scania-Bilar Stockholm en Häggvik y Norrtälje.

"Normalmente paseo por el taller en busca de vehículos sin contrato de servicios", dice.

Después de lograr más información sobre la empresa y los vehículos de la empresa de transporte, Jessica llama para concertar una visita y presentar los servicios de Scania. Casi nadie lo rechaza inmediatamente. Por el contrario, les complace recibir más información sobre los servicios.

"Lo mejor del trabajo es visitar a los clientes. Es obvio que ellos también disfrutan al vernos. Nunca he tenido que optar por una estrategia de ventas agresiva y es algo que no sería capaz de hacer. Están contentos con nuestros servicios. Además, ahorran dinero".

Después de realizar el programa de vehículos en su instituto en Huddinge, oyó hablar de Scania y de un puesto de trabajo en el taller en Jordbro.

"Lo que me atrajo fue la oportunidad de hacer un trabajo físico y la satisfacción de reparar cosas".

Jessica trabajó en Jordbro durante cuatro años en las inspecciones de vehículos, así como en la administración dentro del departamento de facturación. Las inspecciones son algo que realmente conoce, nos asegura.

Cuando un día conoció a un transportista realmente agradable en el taller, ella le dijo que quería empezar a conducir camiones. Lo que le condujo a un nuevo puesto de trabajo en Ullman Kylfrakt, una empresa de transportes en Haninge. Había obtenido el carnet para camiones en Scania para que pudiera realizar pruebas de conducción en los vehículos.

A pesar de que la empresa centraba sus operaciones comerciales en el transporte, ella conducía una grúa R 480, que también funcionaba como quitanieves en invierno. Por las noches, Jessica quitaba la nieve de las principales carreteras y calles de Nacka durante unos turnos de trabajo muy largos.

"Estaba localizable durante los seis meses de invierno y me podían llamar en cualquier momento. Conducía con marchas manuales, lo que hacía aún más difícil quitar la nieve y, a veces, acababa con los brazos doloridos. Pero después de practicar alineando el camión con el foso para el cambio de aceite, acabas con un buen sentido de dónde tienes el camión".

En otras ocasiones, trabajó con una grúa en el área de Estocolmo.

"Trabajábamos con todo aquello que hiciera falta elevar, desde vehículos de desguace hasta tierra y grava. Soy bastante buena en las maniobras de la grúa".

Este trabajo también incluía tareas en la ciudad de Estocolmo, tareas que a nadie le gustan. El trabajo con la grúa requiere tiempo y obstaculiza el tráfico, y los conductores impacientes hacen sonar sus bocinas.

"Por supuesto, al principio sacudía el puño en el aire si eran especialmente molestos".

Después de que Jessica se mantuviera en ese puesto cuatro oscuros inviernos, pensó que era el momento de crecer y recibió una oferta para convertirse en comercial del mercado de servicios.

"Al principio estaba aterrorizada, pero todo el mundo ha sido muy amable y agradable. Sin duda, también hay transportistas gruñones que han podido tener un mal día. También pueden estar estresados por la cada vez peor situación económica. Por otro lado, en estas circunstancias es especialmente importante prolongar la vida útil de los vehículos a través de un contrato con Scania".

Con un contrato de inspección para un autobús de Åland logró romper el hielo y ahora empieza a hacerse a la rutina.

"A veces puede ser difícil que los clientes acepten a una mujer en este puesto; es solo a veces, pero cuando queda claro que he utilizado grúas y que he lubricado camiones, de repente no hay ningún problema. Realmente creo que he encontrado el trabajo perfecto. Es divertido levantarse todas las mañanas. Y, además, ya no paso frío".