You seem to be located in .
Vaya a su sitio del mercado de Scania para más información.
Chile
Region de ventas
Production units

Transgesa domina el tráfico y las reglas de emisiones de Madrid

En Madrid, la ajetreada ciudad capital de España, los proveedores de transporte hacen todo lo posible para mantenerse al corriente de las restricciones de emisiones y diésel, que cada día son más estrictas. Para la empresa de transporte Transgesa, un Scania G 340 impulsado por LNG es una muestra de las posibilidades del futuro de la distribución urbana.

Con más de 4,4 millones de vehículos en las calles y embotellamientos que algunas veces parecen infinitos, la infraestructura de transporte de la región de Madrid es muy extensa, pero inadecuada. También existen niveles severos de contaminación en el aire, con niveles de partículas y contaminantes de óxido de nitrógeno que frecuentemente exceden por mucho los niveles recomendados. Y, al tomar en cuenta que las autoridades regionales están planeando descontinuar el transporte de diésel para el año 2025, los desafíos para los distribuidores urbanos son inmensos.

Camión LNG autorizado para circular en áreas restringidas

En este entorno, la empresa de transporte Transgesa realiza sus entregas diarias por toda la región, incluido el centro de la ciudad. La empresa opera un camión Scania de gas natural licuado (LNG), que está autorizado para acceder a las áreas que suelen estar prohibidas para los camiones convencionales.

"Definitivamente tenemos desafíos muy importantes para realizar entregas en ciudades grandes, especialmente en la zona centro, debido a las restricciones cada vez más estrictas", afirma Erwin Alberts, director de operaciones de Transgesa. "El asunto se hace más complejo cada año, ya que existen requerimientos cada vez más estrictos para el acceso, los cuales se basan en el tipo de vehículo y el tipo de combustible. Esto definitivamente afecta nuestras operaciones".

Madrid-19

Distribución urbana en calles angostas concurridas

Con su flota de camiones de distribución y distancias largas, Transgesa es una franquiciataria en Madrid de la red nacional de Palibex, que agrupa a las empresas locales de transporte bajo una marca común para realizar entregas coordinadas por toda la península ibérica. Transgesa también opera servicios de transporte bajo su propia marca.

Para el conductor Carlos 'Chilaba' Fernández, el día normalmente comienza en el almacén de Palibex, ubicado en el sur de Madrid, donde carga los productos que deberá entregar durante el día en el centro de la ciudad. 

"Las mañanas están reservadas para recogidas y entregas, y las tardes son para hacer recolecciones", afirma. "Realmente es importante evitar las horas pico de la mañana y el ajetreo del mediodía para no quedarse atascado en el tráfico. Las calles angostas son desafiantes y es difícil ingresar a algunos lugares. 

Pero lo peor es el proceso de descarga por las compuertas de acceso pavimentado en las bodegas. Además, Madrid está llena de bicicletas, patinetas y, por supuesto, motocicletas, que son las peores, porque zigzaguean peligrosamente entre el tráfico".

La prohibición del diésel en Madrid generará la necesidad de que existan más vehículos con combustibles alternativos

Las restricciones de tránsito, los accidentes y los embotellamientos son un dolor de cabeza cotidiano para los planeadores de tránsito de Transgesa. "Nuestros departamentos de planeación y tránsito necesitan mucha imaginación e inteligencia, pues en algunas áreas debemos cumplir con las reglas y restricciones", explica Alberts. "Desde un punto de vista operativo, ciertamente enfrentamos varias dificultades".

Transgesa considera que el sector experimentará varios cambios fundamentales en los próximos años, antes de que entre en vigor la prohibición de diésel en Madrid. "Los próximos años serán muy emocionantes, pues tanto nosotros como todos nuestros competidores deberemos adaptarnos a una legislación nueva y más restrictiva. Tendremos que invertir en otros tipos de vehículos y capacitar a nuestros equipos para que cumplan con las restricciones del futuro".

Alberts también está convencido de que la prohibición impulsará nuevos modelos de negocio, especialmente relacionados con las entregas en la última milla, que se espera que aumenten a medida que siga creciendo el comercio electrónico. "Existirá una mayor cooperación entre los diferentes transportistas para reducir la cantidad de vehículos que recorren el centro de la ciudad".

Madrid-12

Scania ayuda a Transgesa a cumplir las demandas de sus clientes

Aunque los clientes solían negarse a absorber el costo añadido del transporte ecológico, las actitudes están cambiando, según afirma Alberts. "Hoy en día, cada vez vemos más clientes que exigen que sus proveedores de transporte tengan una inversión demostrable en vehículos ecológicos. Las empresas más grandes consideran esto como un valor agregado".

En esta transición a un nuevo modelo de distribución urbana, Scania es un socio valioso para Transgesa. "La tecnología de Scania nos da ciertas ventajas para servir a nuestros clientes. Conforme vayamos enfrentando la necesidad de invertir más, será aún más importante contar con mayores niveles de eficiencia y confiabilidad".